Accidente en Mostazal: Dueño de empresa Línea Azul deja la cárcel tras pagar fianza de $200 millones

28

Tras casi diez meses en prisión preventiva, Marcelo Hernández, dueño de la empresa de buses Línea Azul, dejó la cárcel La Gonzalina de Rancagua tras haber pagado una fianza de $200 millones. El hombre de 58 años fue formalizado en agosto del año pasado por su presunta responsabilidad en el accidente ocurrido el 29 de julio de ese año en el sector de San Francisco de Mostazal, en el que fallecieron seis personas y otras 40 resultaron heridas.

A lo largo de la investigación, la fiscalía de O’Higgins acusó una serie de irregularidades en la accidentada máquina, como la desactivación del dispositivo GPS, mal funcionamiento de cinturones de seguridad y cambio de patente. Ya con el paso del tiempo, y considerando la pandemia del covid-19, su defensa presentó acciones para cambiar la medida cautelar. En un principio, el Juzgado de Garantía de Graneros fijó el pago de $400 millones para la salida del imputado. Sin embargo, el monto fue rebajado a la mitad por la Corte de Apelaciones de Rancagua, la que acogió el recurso de amparo presentado por su abogado, Juan Carlos Manríquez, considerando al indagado dentro de la población de riesgo de contagio de coronavirus, dado que tiene enfermedades preexistentes. Eso último fue confirmado hace poco más de una semana por la Corte Suprema..

Tras la salida, Manríquez recalcó que la resolución del máximo tribunal “ratifica el criterio de aplicación directa de los Tratados Internacionales sobre Derechos Humanos y el principio precautorio ante el riesgo de contagio de personas que padecen enfermedades base”. Ahora Hernández seguirá con la medida cautelar de arresto domiciliario total.